Transplante de cabeza humano un paso más cerca

sergio canavero transplante de cabeza

Desde hace dos años, el nombre de Sergio Canavero y el transplante de cabeza humano ha ocupado la atención de los medios. El procedimiento es algo salido de la película de Frankenstein: tomar a un ser humano vivo, separar su cabeza del cuerpo, y colocarla en un cuerpo muerto. Luego todo se somete a un proceso de reanimación, y el paciente despierta con un cuerpo nuevo.

Suficiente como para darle pesadillas a cualquiera.

Por qué hacer un transplante de cabeza humano?

El mal llamado “transplante de cabeza” (en realidad se llama “transplante de cuerpo entero”) es algo que en todos genera una pregunta fundamental: por qué? Qué persona en su sano juicio quiere que la decapiten y peguen su cabeza en otro cuerpo?

valery spiridinov transplante de cabezaEsa misma pregunta tiene a los médicos de todo el planeta divididos. Porque efectivamente, no hay una respuesta 100% satisfactoria. Sergio Canavero, el doctor italiano que está liderando el proyecto, dijo a los medios que el procedimiento sirve para que personas con enfermedades degenerativas para las que no hay cura puedan tener una segunda oportunidad, al recibir un cuerpo sano que no esté afectado por su condición.

De hecho el candidato potencial para el transplante de cuerpo entero, Valery Spiridonov, se ofreció por esta misma razón. El hombre de 30 años tiene una enfermedad incurable, que está atrofiando sus músculos poco a poco, y si continúa sin tratamiento, lo matará.

El transplante de cabeza ahora está un paso más cerca

El mes pasado, un estudiante de posgrado de la Universidad de Rice en Canadá, recibió visto bueno para colaborar con la iniciativa de Canavero, específicamente en la parte de cómo reconectar la cabeza al cuerpo.

sergio canavero transplante de cabezaLa parte más complicada de reconectar una cabeza humana es la médula espinal. El sistema circulatorio y muscular es de cuidado, pero ya existen soluciones y procedimientos que permiten reconectar vasos sanguíneos y músculos. Pero hasta el momento, no existe un método totalmente satisfactorio para reconectar la médula espinal. Por eso es que los pacientes que sufren lesiones en la médula generalmente quedan lesionados de por vida.

Pero William Sikkema, un estudiante de posgrado en química, dice que tiene un método que podría ser la solución. Sikkema está investigando el uso de fibras atómicas de carbono para reparar la médula espinal. Según Sikkema, las fibras microscópicas permiten que las neuronas se orienten correctamente y que la médula sane con mayor precisión. En la universidad de Rice se han hecho experimentos sobre animales, algunos exitosos en donde el animal recupera el 100% de su movilidad en poco tiempo.

Las técnicas de Sikkema le darían a Sergio Canavero las herramientas requeridas para volver a conectar la cabeza al cuerpo, garantizando que se recupere la movilidad y el funcionamiento del sistema nervioso.

Un paso más cerca, pero no ha llegado el transplante de cabeza

Aunque las herramientas de Sikkema son un aporte muy valioso, que nos pone un paso más cerca del transplante de cabeza en humanos, no solucionan todos los problemas que hay para realizar el procedimiento. Todavía el equipo del Dr. Canavero está trabajando en la solución de múltiples asuntos que hacen imposible un transplante como el que se está planeado. Canavero y su equipo están totalmente seguros de que pueden resolver estos temas, pero todavía no los han declarado resueltos. Tampoco se ha llegado a un nivel de confianza suficiente en el procedimiento, como para hacer pruebas sobre animales a mayor escala (por el momento solo se ha experimentado en ratones).

La fecha originalmente propuesta para el transplante de Valery Spiridinov era diciembre del 2017. Pero no hay nada confirmado aún. Canavero no ha dicho si se mantiene la fecha establecida, o si se ha reprogramado el cronograma por los inconvenientes que han tenido en la fase investigativa.

De mantenerse la fecha, en los próximos meses deberíamos ver avances importantes en la investigación de Sergio Canavero, e incluso el inicio de la fase experimental a gran escala del procedimiento, que compruebe que efectivamente puede realizarse en seres vivos de mayor tamaño y humanos.